Conociendo lugares: Chester

¡Hola a todos!

En este nuevo post de la sección Conociendo lugares, volvemos a mi querida Inglaterra. Viajaremos al oeste del país, a una de las ciudades más antiguas de las Islas Británicas. Un lugar con mucha historia que sigue conservando gran parte de sus antiguos tesoros. Os estoy hablando de Chester. ¡Vamos a conocerla!

10151151_10202043818872539_4409951392457079667_n

Chester es una ciudad ubicada en la frontera con Gales, sobre el río Dee, en el condado de Cheshire. Fue fundada por los romanos, que crearon en su ubicación una fortaleza llamada Deva Victrix. En un principio se convirtió en uno de los principales bastiones militares de Roma, para después pasar a ser uno de los primeros asentamientos civiles de Britannia. Tiempo después, pasó a estar bajo dominio normando, época en la que se creó la catedral, y cuando llegó Guillermo el Conquistador a aquellas tierras, fundó el castillo.

Viajar a Chester desde Birmingham es rápido y sencillo. La distancia es de menos de dos horas, y la compañía que te lleva directo a la ciudad es Arriva Wales. Los billetes de tren no suelen ser caros, todo depende de la época del año en la que viajéis. Si podéis quedaros un par de días alojados en Chester, mejor, aunque en un día podeís ver prácticamente todo. La estación de tren está pegada al centro de la ciudad, así que no tiene pérdida.

Lo primero que os vais a encontrar son edificios medievales de estilo Tudor, muy característicos en casi toda la ciudad. Un antiguo reloj colocado sobre un puente, en la calle Eastgate, creado en la época victoriana os da la bienvenida, y cada hora en punto os recuerda que hora es. Si os adentráis en los callejones de los lados, podeís subir unas escaleras que os llevaran al reloj. Si seguís calle arriba, podéis ver un montón de comercios y restaurantes. Respiraréis historia pura.

10246837_10202043803112145_8592709654267920415_n

¿Qué queréis ver la ciudad en todo su esplendor? Pues debéis dirigiros a la muralla que rodea la ciudad. Podéis llegar a ella desde casi cualquier punto de la urbe, solo debéis seguir los carteles. Una vez subáis las escaleras que os llevarán a la muralla, el paseo es simplemente maravilloso. Recorreréis la ciudad por sus extremos, y podréis ver restos de época romana (el anfiteatro, antiguas torres de vigilancia), mientras disfrutáis de la arquitectura de Chester. Tendréis vistas de la catedral (que debéis visitar, sin duda) y llegaréis al hipódromo de Chester al final del camino.

37022_10202043832792887_3967536237190386853_n
La muralla
1496613_10202043838713035_1001017390527533421_n
Vista del río Dee sobre la muralla
10178100_10202043836432978_5006037524636223610_n
Hipódromo

Uno de los rasgos característicos de la ciudad son los rows, unas galerías cubiertas de época medieval, que podemos ver en algunos edificios. En el piso bajo tenemos los comercios y sótanos, y en el primero está la galería cubierta, a la que se accede por unas escaleras que dan a la calle. Como ya he dicho, son de origen medieval y fueron construidas sobre ruinas romanas. De hecho, hay una tienda dentro de las galerías que tiene el suelo acristalado, y se pueden contemplar ruinas romanas ubicadas en el sótano. Aunque ahora son pocos, debido a la construcción de edificios más modernos, los rows están muy bien preservados y son historia de Chester. Y son buenos sitios para protegerte de la lluvia.

 

¿Os gustan los museos? Os recomiendo visitar el Grosvenor Museum, donde conoceréis la historia de la ciudad, y que se puede ver en un par de horas, ya que no es muy grande y además la entrada es gratuita. Y si viajáis con los pequeños de la casa, os recomiendo visitar Dewa Roman Experience, donde se realizan actividades para que los niños y los mayores conozcan en profundidad la historia de Chester en época romana.

Y como ya os he comentado, no os podéis perder la Catedral de Chester. Construida en la edad Media, de estilo románico y gótico, es una de las atracciones más populares de la ciudad. Debo decir que es uno de los edificios más impresionantes y bonitos que he visto. Está en un estado de conservación inmejorable. La entrada es gratuita, aunque se aceptan donaciones. Como dato curioso, os comento que la catedral está llevando a cabo un proyecto en el cual están creando una maqueta de la misma con piezas de Lego. Por cada libra que se dona, se añade un ladrillo de Lego, así que si vaís animaros a apoyar el proyecto. Estoy deseando verlo acabado 🙂

1482947_10202043804792187_3283431061021348516_n.jpg

988866_10202043820192572_5909415432818098530_n.jpg

Además de tomaros alguna pinta en alguno de sus pubs, visitar la catedral, y visitar museos, en Chester la vida comercial es muy dinámica, y hay un montón de tiendas llenas de curiosidades. Solo me queda deciros que no os podéis perder Chester, una de mis ciudades favoritas. Tiene un encanto especial, y es única en muchos sentidos. Espero que os haya gustado.

 

¡Gracias por leer!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .