Vida de escritora: Las temidas críticas y opiniones negativas

¡Hola a todos!

Este artículo de la sección Vida de escritora se sale un poco de los consejos habituales que suelo daros, pero es que mi cerebro creía necesario escribirlo. Esta idea viene a raíz de la publicación de una de mis compañeras de editorial, respecto a una serie de críticas negativas que le habían llegado acerca de alguno de sus libros. Esta compañera había llegado al punto de plantearse dejar de escribir, y a mí esto me llegó al corazón. Por eso, necesito expresarme en este pequeño rinconcito que es mi página Corazón rebelde.

Oh-no

Siguiendo la línea de mi anterior publicación sobre conseguir reseñas, es un hecho constatado y probado que mucha gente se basa en las opiniones de otros lectores o críticos literarios a la hora de escoger un libro. Sí, es así. A mucha gente le gusta saber la opinión de los demás, dejando a un lado la sinopsis o la portada. Muchas veces, una recomendación de un tercero vale más que toda una campaña publicitaria. En mi caso, si hubiera tenido en cuenta la opinión de la crítica, me hubiera perdido verdaderas obras maestras, así que yo a nivel personal, suelo pasar de largo por las opiniones.

Dicho esto, cuntitled1omo escritora tengo claro que es importante que la gente hable y critique tu libro, con más o menos tino. Y que en todo esto, surgen críticas de todo tipo. Tenemos las positivas, que son las que todos deseamos, no debemos engañarnos; las positivas-constructivas, que son las que dicen que les gusta tu libro pero que cambiaría alguna cosilla; las negativas-constructivas, estas te dan un repaso, pero al menos intentan ayudarte; y las negativas, muchas veces no aportan nada, incluso suelen tirar a matar, para hacer daño.

Bien, ya tenemos la clasificación. Es bueno tener críticas de todo tipo, porque al fin y al cabo, eso demuestra que tu libro al menos no pasa desapercibido. Todo esto desde mi visión estrictamente personal. En mi caso, he tenido críticas de todo tipo, más buenas que malas. Pero ocurre algo curioso. Sé de muchos escritores que tienen un montón de críticas positivas, no hablo de cinco, no, no, hablo de veinte o treinta. Y de repente, encuentran dos críticas negativas. Vosotros pensaréis, estupendo, deben estar contentos. Pues no. Por desgracia, esas dos críticas negativas, destacan sobre el resto. Es siempre así.

Es una especie de instinto natural que tenemos todos. Pensadlo bien. Cuando buscáis un producto en Internet, con un montón de buenas opiniones ¿cuál es la que os llama la atención? Os fijáis en ese que ha puesto una estrella. Sí, es así. Aunque al final, elegís pasar de esa crítica y compráis el producto. No pasa nada, es algo lógico. Pues con los libros pasa algo parecido. Sobre todo al autor. Nos quedamos con la crítica negativa, aunque sea totalmente destructiva, incluso absurda. Y muchos nos hundimos en la miseria (yo en mi caso paso, bastante drama hay en la vida diaria como para añadir más). Incluso lamentándonos por las redes, y algunos se replantean dejarlo (y eso es lo que más rabia me da, a mí ni se me pasaría por la cabeza esa idea).

Os hablo a nivel personal, lo comparto con vosotros, porque hay confianza. Yo en dos días, recibí palos por todos lados. La primera crítica en Goodreads de Charlotte Beverly fue negativa, y tuve dos malas de Corazones rebeldes. Todo en dos días. Al principio, confieso sin miedo que me enfadé. Sí, me enfadé y quise destruir la vajilla. Andaba como un animal enjaulado, de un lado a otro. Pero ¿sabéis qué? Que me duró el enfado diez minutos, porque volví a la realidad. Son opiniones totalmente subjetivas y personales. Que sí, que mucha gente presume de ser objetiva, pero no es así del todo. Al final, cada uno tenemos nuestro criterio, y nuestro bagaje cultural y educativo. A mí no me gustan las mismas cosas que a los demás, y punto. Y ¿qué vas a hacer? Yo soy una persona que defiende la libertad de expresión, y eso conlleva que de vez en cuando aparezca alguno que te baje de la nube y te recuerde que eres mortal. Y no puedes decir nada (a menos que haya insultos y demás, las cosas se deben decir con respeto), porque tú te expones cuando publicas algo, a que los demás puedan opinar.

Y no pasa nada por enfadarte por una mala crítica, porque te molesta y ya está, eres un ser humano con sentimientos. A todos nos encantaría que nuestro libro gustara, y que todo fuera positivo, pero eso no sería realista. Eso sí, no debemos ser esclavos de una opinión. Eso nunca. ¿Qué lees la crítica y valoras el trabajo, y llegas a la conclusión de que algo ha fallado? Bien, pues cámbialo, mejora, trabaja duro. No escribes igual cuando empiezas tu carrera de escritor. Yo lo he notado. Estoy escribiendo historias nuevas, y no lo cuento de la misma manera, porque evolucionas, de eso se trata. Y por supuesto, no debes ser un copia y pega de otros autores (ups, aunque alguno así lo ha hecho), debes tener tu estilo y escribir tus historias, sin buscar parecerte a otro.

En conclusión, hay que aceptar las críticas, porque no nos queda otra. No todo va a ser maravilloso, pero eso no quiere decir que debamos abandonar un sueño. Si recibimos más críticas negativas que positivas, que son en el menor de los casos, debemos examinar qué estamos haciendo mal. Pero no por dos críticas negativas hay que autoflajelarse. Porque a lo mejor esa misma persona lee otro de tus libros, y se enamora de tí para siempre. Así que, a seguir trabajando y creando, y a mejorar en todo lo que se pueda. Y las críticas u opiniones ahí están, forman parte de nuestro proceso como escritores, así que las leemos, las asumimos, y a otra cosa.

Gracias por leer.

 

5 comentarios sobre “Vida de escritora: Las temidas críticas y opiniones negativas

  1. Me ha gustado mucho esta reflexión (gracias a ella he encontrado tu blog ^^). Yo aún no he publicado mi primer libro y la verdad es que lo de las críticas negativas me inquieta, pero creo que sabré encajarlo cuando llegue el momento. Si quieres dedicarte a esto, tienes que mentalizarte de que no a todos les va a gustar tu libro. ¡Besos!

    Le gusta a 1 persona

  2. Efectivamente, no puedes gustarle a todo el mundo, y hay que aprender a encajar las críticas, no queda otra. Mil gracias por pasarte por el blog y comentar. Espero que tengas mucha suerte con tu libro. Estaré atenta 😉
    ¡Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  3. No sé si al final te dije esto en su momento, Andrea, lo repito por si acaso: ¡¡tú no has recibido (en Goodread) palos de ninguna clase, mujer!! ;DD Mira lo que significan las estrellitas. No recibir 5, no significa que no haya gustado la novela. De hecho, poner 5, significa que te ha entusiasmado de tal forma que no vas a olvidarla porque es el recopón. ¿Cuántas veces nos ocurre eso, en la vida? No tantas ;DD
    Lo normal es tener 4 (Me gustó mucho), 3 (Me gustó) Y tú lo peor que tienes son 2 estrellas. O sea un “Estaba bien”. Te aseguro que las que hemos recibido 1 estrella de “No me ha gustado”, punto pelota, y por las razones más peregrinas (a veces sin siquiera haber leído el libro, tiene tela ;DDDD), si tendríamos razón para enfadarnos o frustrarnos.
    Tú no, tú lo llevas estupendamente. Sigue así, compañera, que tendrás una magnífica carrera literaria. Es evidente que gustas, y mucho.
    Abrazos! ;DDD

    Le gusta a 1 persona

  4. Bueno, bueno, qué cosas más bonitas me dices 😉 Yo no me quejo de malas críticas, realmente en Goodreads no hay nada ni en Amazon tampoco, todo moderado y bien. Lo de escribir el artículo vino por las quejas de una compañera, seguida de una especie de epidemia que les dio a más de una, que se pusieron en plan drama, diciendo que lo dejaban por que las valoraciones eran negativas (o así lo consideraban ellas). A mí me vinieron dos críticas de dos bloggers por privado, que me comentaron que Corazones rebeldes no les había gustado, pero eso fue todo. Y me pilló esa semana con las defensas bajas, lo típico. Debido a ese nivel de saturación que surgió esa semana, me decidí a dar mi visión de las cosas, intentando quitar hierro al asunto, porque de verdad, hay gente que se lo toma fatal y hace un mundo de todo.
    Mil gracias por tus palabras. Espero que me leas, que tengo yo curiosidad por saber tu opinión (guiño, guiño, jaja), porque tú escribes fetén, como dicen en mi tierra. ¡Un abrazo enorme!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .